jueves, 11 de diciembre de 2008

el que salto... por mi desde un rascacielos!



El 5 de este mes lei esto en el clarin, un diario argento... y me emociono mucho, lo guarde como borrador y me colgue... nunca lo publique.. hoy en el libro de visitas de Ismael lo lei, subido por alguien y recorde este borrador... para los que no van a diario al libro de visitas, aca lo tienen.

La relación entre Palito Ortega y Charly García resultó una sorpresa para mucha gente cuando se supo que el autor de “La felicidad” invitó al rockero a realizar su tratamiento ambulatorio de desintoxicación en su estancia de Luján.

Pero la amistad había asomado con elogios mutuos y la colaboración musical en una canción (“Corazón de hormigón”) del fallido álbum Kill Gil, lo que incluso dio pie a un recital donde ambos estuvieron en el mismo escenario del teatro Gran Rex, en el 2005.

Ahora, cuando Charly ya lleva más de dos meses en Luján, donde incluso festejó su cumpleaños, Palito se anima a contar lo que siente por él en una emotiva carta que se acaba de publicar en la última edición de la revista Rolling Stone, que ayer llegó a los kioscos de revistas.

Dice, textualmente: “La hondura de la persona es misteriosa, inefable e inescrutable, incluso para la propia persona, cuando intenta, por introspección, aplicar la autodefinición. Por lo tanto, considero inútil intentar en esta carta dimensionar la hondura de tu persona.

Cierta vez un hombre recorrió un largo camino para visitar a un viejo Maestro.
Cuando le preguntaron si se había tomado toda esa molestia para recibir las enseñanzas del Maestro, respondió: ‘No. Sólo quería ver cómo se ata los zapatos’.

Vos y yo también recorrimos un largo camino.
Vos y yo ya sabemos dónde nos aprietan y cómo duelen los porrazos cuando nos pisamos los cordones.
Ya sabemos que, cuando uno conoce y reconoce que la realidad del hombre encierra dentro de sí tanto lo mejor como lo peor, se está volviendo hombre.
En nuestra vida natural, la vida ocurre, es un ocurrir; la vida nos sucede.
La vida es sólo vida vivida.
Sabemos que, cuando se hace lo mínimo posible, puede uno mantenerse ‘perfecto’.
Hacer mucho representa el peligro de cometer errores.
Entonces, como es natural, el hombre real es más rico: comete muchos errores porque siempre se embarca en nuevas aventuras.
Los intachables nunca se equivocan, pero tampoco son originales ni creativos, porque para serlo hay que intentar cosas.
Lo mínimo te lleva a la perfección y éste no fue ni será tu caso.
En definitiva, para algunos, la conformidad es una virtud: siguen el ritmo que les marcan otros, aunque sean inferiores a ellos.
Toda su virtud, su moralidad, se basa en que los demás tengan una buena opinión de ellos, y éste tampoco es tu caso.
Por muchos años transitamos caminos diferentes, hasta que una noche comíamos con mis hijos Julieta y Luis cuando llegaste y te abrazaste con ellos.
Luego me miraste y con una sonrisa de niño que acaba de hacer una travesura me dijiste: ‘Palito, no nos peleemos más’.
Ese compromiso quedó sellado con un abrazo tan largo que parecía una necesidad de recuperar el tiempo perdido.
No creo en la casualidad porque todo acontecimiento está determinado por acontecimientos anteriores y puede, teóricamente, hasta ser predicho.

Por algo estoy escribiendo esta carta mientras vos, contra todos los pronósticos, estás tocando el piano en el estudio, le pedís al ingeniero de sonido que te grabe y, con una voz más clara que nunca, cantás, cantás una y otra vez la bellísima melodía que escribiste anoche.
Una frase de esta nueva canción queda revoloteando por todo el estudio: aunque no pierda la esperanza, a veces con vivir no alcanza. No te apures, amigo.
Ya estás nuevamente de pie.
Ya estás escribiendo canciones tan bellas como aquellas que un día te permitieron entrar al Cielo de los elegidos para siempre.
Recorrimos un largo camino, ya sabemos que en la virtud nada es excesivo y que en el placer lo excesivo es perjudicial; ya sabemos cómo duelen los porrazos cuando nos pisamos los cordones mal atados.
Por lo tanto, querido amigo, no debemos permitir que el pasado retrase un solo paso hacia el futuro y, sobre todo, que ninguno de los dos perturbe un solo segundo de este luminoso presente.
Un abrazo,Ramón

Posdata: Perdón. ¡Que alguien les avise, porque me fui del estudio y no les dije a Charly, a León, a Nito, al Zorrito, a Samalea, al Negrito García López, a Pedrito Aznar, a Fernando y a Kabusacki que dejen un momento los instrumentos y que vengan al quincho porque el asado está listo!”.

7 comentarios:

María de Jesús dijo...

qué interesante, Kari, un encuentro que no me hubiera imaginado...que lindo es leerte siempre, con esas lecciones de vida que me hacen despertar...gracias por recordarme valores fundamentales...por ser mi amiga, por estar ahi...

Ladrón de Guevara dijo...

Una carta sincera de lo que parecen dos vidas incompatibles. Personas con dos valores distintos y que sin embargo, llega un momento de su vida -casualidad o no- se encuentran y se necesitan.

Gracias por colgarlo.

Un saludo.

Tavo dijo...

Sin duda alguna, ellos nacen y Dios los junta... Es evidente que en la vida nos podemos encontrar con muchas personas que nos perjudican, pero aca tenemos el ejemplo de dos personas que se encuentran, dos amigos que nos dan clase de lo que es la amistad. Por esto brindo Amiga y doy Gracias a Dios por avernos cruzado en esta vida... Que la amistad nunca muera, Gracias a vos por las cosa lindas que nos das a Maria y Luchi, por hacernos creer en la amistad...

la solidaria dijo...

hola kari... tu blog lo saque de el de tavo... y me parece buenisimo, la verdad publicas muy lindo... a mi charly me encanta y tambien me gusto la carta de palito...
felicitaciones por lo escrito...
besos
etare visitandote seguido
florencia.

My dijo...

la amistad.. cuando se siente asi.. te hace estar siempre cerca de la otra persona..

yo solo quiero decirte que tambien quiero estar aqui para ti, para aprender otras lecciones de vida de tu mano, para llenarnos la boca de versos y de canciones de ismael.

,te abrazo preciosa.

Juan Escribano Valero dijo...

Hola K@ri: A un cuando en mi blog he dejado mi felicitación para todos quiero con hacerlo individualmente.
Con mi deseo de que el Niño Dios que nos nace en Navidad tenga un constante nacimiento en tu vida y la de los tuyos un abrazo y
MUCHAS FELICIDADES.

Sara dijo...

Vine a tu rinconcito a agradecerte tus palabras de aliento y ánimo, y me encuentro, además, con una sorpresa... Gracias mil por tu premio, no sabes como me alegra el alma en estos días! Mi primer premio blogero...

Un abrazo, y gracias por todo,